El Banco Popular condenado a devolver más de 40.000 euros por un crédito suscrito en 2007 para la compra de un local a una vecina de Marbella.

En este video explicamos qué es el IRPH.
15 noviembre, 2017
Ley de Segunda Oportunidad ¡¡Comienza de nuevo!!
29 noviembre, 2017

El Banco Popular condenado a devolver más de 40.000 euros por un crédito suscrito en 2007 para la compra de un local a una vecina de Marbella.
El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Marbella ha condenado al Banco Popular a devolver a una vecina de Marbella las cantidades cobradas indebidamente por una hipoteca realizada en 2007 en la que se aplico como índice de Referencia el IRPH y la cláusula suelo limitando que el tipo de interés bajara, además la cliente pago todos los gastos de formalización de Hipoteca.
La novedad es la argumentación que ha utilizado el juez Ángel Sánchez Martínez, titular de ese juzgado y juez decano de Marbella, para motivar sus pronunciamientos en una sentencia de 50 páginas.
El magistrado anula el IRPH en vísperas de que el Tribunal Supremo siente jurisprudencia o no el día 22 de Noviembre sobre este índice de referencia que sustituyó al Euribor en muchas hipotecas. La sentencia señala esa condición puede calificarse como impuesta por la entidad bancaria «cuando el consumidor no puede influir en su supresión o en su contenido».
En el procedimiento no consta que la cliente recibiera información de la entidad bancaria y las puestas en escenas de subidas o bajadas de tipos de interés.
Con respecto a la cláusula suelo, la sentencia nos dice que la cliente no recibió información específica de la misma «Todo lo cual venía a impedir que la cláusula suelo fuera adecuadamente percibida por la parte prestataria en toda su relevancia en tanto definitorias del precio del dinero que se prestaba, tratándose, por tanto, de una cláusula que adolece de falta de claridad y que por tanto está viciada de falta de transparencia», señala la sentencia.
Por último, sobre la cláusula de gastos de formalización de la hipoteca, El Banco deberá devolver todo el dinero que los deudores adelantaron en la formalización del préstamo, como son los gastos de Notaría, Registro de la Propiedad, tasación, gestoría o el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. El banco también ha sido condenado al pago de los intereses y las costas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *